El vestido de la novia

Elegir tu vestido de novia tiene una mezcla de emoción y nerviosismo. Para algunas novias puede ser la primera vez que se ponen un vestido largo y de tonos marfiles o beiges. Entendemos que, en ocasiones, si no se tiene la idea clara de lo que se quiere, puede resultar desalentador entrar en una tienda de vestidos de novia. Puede resultar abrumador y en muchos casos estresante por la gran cantidad de estilos, colores y telas. ¿Por dónde empezar?

Forma del cuerpo

Nuestro consejo, por la experiencia con otras novias, es pensar en la forma de tu cuerpo (Puedes verlo aquí). Por ejemplo, las figuras tipo reloj de arena podrían usar un vestido estructurado y bien equilibrado que marque la cintura. Las formas de manzana realmente pueden alargar el cuerpo usando una línea de corte imperio. No es una ciencia exacta, pero hay algunos principios como iniciador. Siempre vale la pena echar un ojo a otras novias con formas de cuerpo similares para ver lo que llevaban en su día de la boda.

Dónde coger ideas

Otra recomendación es crear un tablero de Pinterest para tu vestido de novia, añadirlo cuando veas algo que te encanta. En esta red social tienes muchas ideas de vestidos de boda de todo el mundo y las últimas tendencias. Y ya que estamos aprovechamos para recomendaros que visitéis nuestro tablero donde podéis encontrar fotos de novias preciosas.

Acude a una tienda especializada

Si no te gusta navegar por internet, puedes ir directamente a una tienda, cuando hayas visto sus colecciones y dejarte asesorar por profesionales que están acostumbrados a trabajar éste tipo de estilismos. Muchas veces sucede que, cuando empezamos a probarnos vestidos, al final terminamos con alguno que no nos habíamos planteado al principio. Cuando no se tiene claro el vestido, hay que dejarse aconsejar y probarse muchos diferentes.

Lugar de la boda

 A éste apartado podríamos dedicar un artículo completo y eso es lo que haremos en próximas ediciones de nuestro blog, pero os damos algunas recomendaciones básicas que hemos ido aprendiendo por nuestro trabajo de fotógrafo de bodas.

No es lo mismo casarse en una catedral que en la playa, ni tampoco en un recinto campestre que en un salón urbano. Así que es importante adaptar el vestido de novia al ambiente que vamos a crear o al estilo de boda que hemos previsto. De esta forma, luciremos más el vestido y todo formará un equilibrio fabuloso.

En otra ocasión hablaremos de los protocolos que están para cumplirlos y también para saltárselos, pero no viene mal alguna que otra pista.

Presupuesto

Terminamos con el presupuesto que manejamos para el vestido. Hay que ser transparente y sincero con tu estilista y saber cuál es el tope máximo que puedes invertir en el vestido de boda. Ya sabes que el look de novia es mucho más que un vestido. Son los zapatos, el peinado, el ramo, etc…

Cuanto antes cierres este capítulo de gastos, mejor. Más tranquila estarás y podrás disfrutar del resto de los preparativos con total libertad de movimientos y con una sonrisa de oreja a oreja porque ¡te vas a casar!

 

Esta entrada fue publicada en Información de interés para novias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El vestido de la novia

  1. Estupendos consejos para el día D!! 😉

    • Jorge Planchuelo dijo:

      Muchas gracias “fotógrafo de Valencia” Hacemos lo que podemos por aconsejar lo mejor posible a las novias. Y lo hacemos con ilusión.
      Gracias “fotógrafo de Valencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *